Nuestra empresa

El empleado de NMS Delbert Onalik de Noatak en el sitio portuario de Red Dog, ubicado en el mar de Chukchi a alrededor de 80 kilómetros del campamento principal.

Daphne Schuerch de NMS con algunas de las opciones de alimentos frescos y saludables provistas a través de NMS en el principal campamento de vivienda en la mina Red Dog.

Diana Coffin, empleada de www.NMS en la mina Red Dog.

Ariel Swayze, graduado del programa de pasantías de Highland Valley Copper, electropesca junto a un consultor ambiental cerca de la operación.

Colaboración en acción: Trabajo con empresas indígenas

Las adquisiciones de proveedores indígenas es una parte del compromiso de Teck de establecer relaciones con los pueblos indígenas y compartir los beneficios de nuestras operaciones mineras.  

Por ejemplo, donde tenemos acuerdos formales con pueblos indígenas, trabajamos para identificar proveedores indígenas locales y desarrollamos procesos para compartir información sobre oportunidades de adquisiciones y sobre requisitos de calificación de nuestros proveedores. En algunas situaciones, trabajamos directamente con proveedores indígenas para ayudarles a cumplir nuestros requisitos o para ofrecerles capacitación y apoyo para el desarrollo de negocios.

En 2016, nuestras operaciones gastaron aproximadamente 128 millones de dólares en proveedores que se autoidentificaron como indígenas. Los siguientes son algunos ejemplos de casos de éxito de adquisiciones y desarrollo en todo Teck.

Red Dog

La mayor parte del gasto en adquisiciones con proveedores indígenas se encuentra en nuestra operación Red Dog, donde es una de las piedras angulares de nuestro acuerdo operativo que rige la operación y el desarrollo de la mina. En 2016, un 42% (113 millones de dólares) del gasto de Red Dog fue con proveedores indígenas.

Una de las relaciones de muchos años con proveedores de Red Dog es con NMS, una compañía principalmente de propiedad de NANA Development Corporation, una subsidiaria de NANA Regional Corporation. NMS fue establecida a principios de la década de 1970, cuando comenzó la construcción del sistema de oleoducto Trans-Alaska (Trans Alaska Pipeline System), para ofrecer servicios de comidas a la afluencia de trabajadores que llegaron al estado para trabajar en la industria del petróleo y el gas. Desde entonces, NMS ha desarrollado su cartera para incluir una amplia variedad de servicios de hospitalidad, seguridad y gestión.

La colaboración de Red Dog con NMS se remonta a la inauguración de la mina en 1989 y actualmente NMS cuenta con entre 50 y 75 empleados que trabajan in situ (dependiendo de la estación), que brindan al campamento servicios de comidas, servicios de aseo y conserjería, lavandería, gestión de economato y alojamiento.

“Nuestra sólida relación con Teck y Red Dog es una que nos enorgullece mucho. Como subsidiaria indígena de Alaska, una de nuestras principales prioridades es atender clientes y dar empleo a accionistas dentro de la región de NANA”, señala Megan Moore, Directora de Marketing, NMS. “Las metas de la mina están alineadas con muchas de las nuestras y, a través del éxito de Red Dog, lo que significa éxito para los accionistas de NANA, juntos aportamos a las economías del estado y de la comunidad”.

Megan destaca que otra parte integral de la alineación entre Teck y NMS es el valor central compartido de la seguridad. 

“Como compañía de apoyo, intentamos alinearnos lo más cerca posible de las políticas y los procedimientos de quienquiera podría ser nuestro cliente”, comentó Megan. “Nos aseguramos de entregar a nuestros empleados capacitación permanente y compartimos nuestras mejores prácticas no solo con nuestro equipo interno, sino también con nuestros socios y clientes. Si encontramos que algo está funcionando bien o descubrimos procedimientos más seguros, queremos compartir esas lecciones. La seguridad es nuestra mayor prioridad y nos aseguramos de que esta oriente las decisiones y acciones de nuestros empleados, cada día”.

Highland Valley Copper

Como resultado del relacionamiento con las comunidades de interés en los últimos años, el equipo en Highland Valley Copper (HVC) reconoció que podrían estar haciendo más para generar mayor valor para las comunidades locales mediante la reevaluación de cómo los negocios fueron apoyados durante cada etapa del proceso de adquisiciones y ayudando a apoyar el desarrollo de las empresas de propiedad indígena.

Una revisión de las pautas existentes dio como resultado cambios de procedimientos y un cambio general de cultura, lo que incluye una metodología de mayor colaboración para las adquisiciones y conversaciones en torno a los paquetes de trabajo que toman en cuenta oportunidades de entregar valor de vuelta a la comunidad. En 2016, esto llevó a un incremento del 88% en contratos de servicios adjudicados con éxito a empresas indígenas en HVC, lo que incluye Neet’lim Environmental Services, una nueva empresa que fue desarrollada a través del relacionamiento con HVC.

Neet’lim Environmental Services
Desde 2013, HVC ha ofrecido un programa de pasantías para la juventud local en una variedad de disciplinas y muchos estudiantes indígenas que se graduaron a través del programa de capacitación como técnicos ambientales fueron posteriormente empleados como contratistas en el sitio. Con el nivel de conocimientos especializados entre los miembros de las ocho comunidades de las Primeras Naciones que componen la Asamblea Citxw Nlaka’pamux (Citxw Nlaka’pamux Assembly, CNA), se planteó la idea de establecer formalmente una empresa de monitoreo ambiental dentro de la CNA.

Después de algunas conversaciones, la CNA decidió ir en pos de la oportunidad, con varios graduados de las pasantías liderando la iniciativa empresarial y HVC colaborando con recursos adicionales en la puesta en marcha para ayudar a establecer Neet’lim Environmental Services. Hasta la fecha, la compañía se ha adjudicado una serie de contratos, los que incluyen el monitoreo de la calidad del agua y el ingreso de datos para agua superficial y subterránea, al igual que el apoyo en el monitoreo de sistemas acuáticos. 

Fondo de CAPE

Además de asociarnos con empresas indígenas a través de nuestras operaciones, Teck es también uno de los 21 inversionistas fundadores del Fondo de Capital para la Prosperidad y el Emprendimiento Indígena (Capital for Aboriginal Prosperity and Entrepreneurship, CAPE), que fomenta oportunidades económicas a largo plazo para ayudar a asegurar que dejemos un legado positivo y sustentable.

Establecido en 2008, el Fondo de CAPE es un fondo de inversiones de capital privado de 50 millones de dólares con una cartera de empresas indígenas de todo Canadá. El Fondo de CAPE apunta a apoyar y hacer posible que emprendedores o comunidades indígenas vayan en pos de prometedoras oportunidades empresariales, generen prosperidad y simultáneamente desarrollen capacidad de gestión en compañías de propiedad indígena. El fondo logra esto entregando a las empresas capital de puesta en marcha y apoyo permanente.

“La meta principal del Fondo de CAPE es probar que invertir en emprendedores y empresas indígenas ofrece resultados rentables. El fondo creará modelos ejemplares exitosos que demostrarán a los indígenas jóvenes las recompensas y beneficios tangibles de recibir una educación y de participar en empresas del sector privado”, señaló Alex Farley, Director del Fondo de CAPE.